Por qué Rusia vendió Alaska a Estados Unidos

Hoy descubriremos por qué Rusia dejó de ser el único país tricontinental del mundo y le vendió Alaska a Estados Unidos en lugar de a Canadá.

Es importante comprender que no fue durante los tiempos de la Unión Soviética. Más bien fue mucho antes de la Revolución Rusa. Fue en la era de la Rusia Zarista de Nicolás III, el último zar.

También es cierto que se la vendieron a EE.UU. puesto que en aquel entonces Canadá tampoco existía como país, ya que era aún un parte del dominio británico.

Además, resulta importante resaltar que la Rusia Zarista se encontraba en guerras con los británicos. Ello, sumado a una enorme concentración de riquezas y gastos exhobitantes hacían vigente una economía sumamente frágil.

Por otra parte, sabían que no podían mantener ese remoto territorio donde apenas vivían 700 rusos, si los británicos del ahora Canadá avanzaban por tierra. Así que se lo vendieron a un país en vías de desarrollo que acababa de salir de una guerra civil y aún mantenía una identidad nacional construida sobre su independencia del Imperio Británico: los EE.UU.

¿Por qué Rusia vendió Alaska a Estados Unidos?

La compra de Alaska (Purchase / Продажа Аляски) por parte de Estados Unidos, representó la adquisición de 1.518.800 km2, así como también la incorporación de un nuevo Estado. La venta del Imperio ruso fue llevada a cabo en 1867, a instancia del secretario de Estado estadounidense William H. Seward y .

¿Por qué Rusia vendio Alaska a EE.UU.? Como ya lo mencionamos, la venta se debió, principalmente, a las dificultades económicas que estaba pasando el imperio Zarista Ruso. Por otra parte, se la consideraba una región de difícil defensa ante un posible ataque británico.

Además en plena guerra con Gran Bretaña, resultaba un movimiento estratégico. En esos tiempos, Rusia y Estados Unidos, no eran rivales. Más bien, en 1867, el principal rival de la Rusia Zarista, era el zar Alejandro II de Gran Bretaña. Y Gran Bretaña poseía territorios en ambos frentes ya que Canadá estaba en sus dominios.

De esta manera, se sacaban dos problemas de encima: por un lado ganaban dinero para palear la crisis, por el otro Estados Unidos servía de tapón para evitar las invasiones inglesas.

Ante la crisis del Imperio Ruso -principalmente por el derroche-, Alaska era un territorio que resultaba indefendible ante un avance británico por tierra. Cuando se produjo la venta, en Alaska apenas vivían 700 rusos, a 7.000 km de Moscú.

Así que fue el propio régimen zarista el que se la ofreció a EEUU. Cabe resaltar que, en esos momentos, Estados Unidos tenía grandes diferencias con Gran Bretaña, «entre otras cosas por el apoyo indirecto de ésta a los confederados durante la guerra civil».

Una gran suma…

Aunque la población estadounidense se mostraba a favor de la compra de Alaska, la cifra negociada era una locura. Siempre entendiendo el valor del dinerao de aquellos tiempos. Se ofrecieron unos 7,2 millones de dólares, equivalentes a unos 130 millones de hoy en día ajustado a la inflación. Sin embargo, por su valor real, era mucho más. Algunos estiman que en relación a números del PBI actual y el de ese tiempo, EE.UU pagó un equivalente a USD16.000 millones de hoy.

Pero tampoco resultó ser tan costoso, ya que en ella se se descubrió oro y grandes caudales de petróleo. Sin embargo, a nivel fiscal se le considera deficitaria pero seguro ha de tener una cuestión geopolítica que la hace vigente.

Por ejemplo, en el periodo 1990–2009, el gobierno federal recaudó 63.200 millones en impuestos de Alaska y metió 131.400 millones para mantenerla. En el último ejercicio (2019), metieron 12.986 millones y recaudaron 7.772. La contribución de Alaska al PIB estadounidense total es de apenas el 0,2%, a la cola de la lista. Eso sí, estratégicamente no tiene precio, por supuesto.

Fuente: Quora
Foto: cmccarthy2001

APORTAR en GVT Noticias
A %d blogueros les gusta esto: