La más puta de todas…

Puta es la redundancia histórica, la de los profetas del odio que pintaron las paredes de cáncer y hasta se atrevieron a bombardear su propia plaza, su propio pueblo, su propia patria. Y ella, aun languideciendo en un letargo infinito, sigue viva y se convirtió en una puta heroína. La de los ángeles caídos, golpeados, desahuciados. La voz de los olvidados por esa puta historia que quisieron escribirla con la mano y borrar con el codo.

Leer más