“Fatiga pandémica”: consecuencias del encierro

Tras casi un año de estar encerrados por el maldito Coronavirus, las consecuencias comienzan a hacerse presente. Una de ellas es la denominada “Fatiga pandémica” por la OMS. Qué es, cómo saber si la tengo, cómo encontrar una solución.

Desde la Organización Mundial de la Salud emitieron una alerta mundial frente a un nuevo problema relacionado con la pandemia del Covid-19. Usando un poco el sentido común, era de esperarse que las consecuencias psicológicas comiencen afectarnos como seres sociales que somos.

Por ello, después de 8 meses de estar encerrados en casa o limitando nuestras actividades para evitar la masividad de los contagios. O ver menos a nuestra gente querida, o trabajar más desde casa, o tener rutinas más repetitivas. Incluso el contenido de la TV o Streaming comienzan a dejar de funcionar como entretenimiento.

También están quienes la han vivido de forma más dura y han tenido que enfrentar pérdidas a causa de esta maldita enfermedad que ha golpeado fuertemente al mundo entero.

Como consecuencia de todas estas acciones descriptas y muchas más, las personas han comenzado a presentar una serie de síntomas asociados a un nuevo problema nombrado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “fatiga pandémica”.

Se le asocia directamente al sentimiento generado por el aislamiento, el confinamiento y el miedo de contagiarse o a perder a un ser querido. Esto tiene un de agotamiento que afecta a gran parte de la población mundial.

¿Qué es la fatiga pandémica, según la OMS?

Según la definición formal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la fatiga pandémica es:

El desgaste emocional debido a las preocupaciones que generan las restricciones y medidas impuestas para frenar el contagio por covid-19. Se caracteriza por la desmotivación de mantenerse informado en relación con la pandemia o, incluso, a emplear las medidas preventivas. La principal consecuencia de la fatiga pandémica es que hace que la población sienta que el riesgo del covid-19 es menor, aun cuando los datos epidemiológicos de los países prueben lo contrario. Por tanto, las medidas para evitar el contagio dejan de ser 100% eficaces.

Traducción de Pandemic fatigue. Reinvigorating the public to prevent COVID-19

Frente a esta situación, desde finales de octubre, la OMS realizó pedidos formales a los gobierno de todo el mundo para que se aplicaran de forma urgente “políticas públicas que puedan ayudar a las personas a disminuir la sensación de desasosiego”.

Síntomas de la fatiga pandémica

  • Tristeza y preocupación
  • Frustración e irritabilidad
  • Dormir más o dormir menos de lo habitual
  • Problemas de concentración
  • Sensación de nerviosismo
  • Perder la motivación
  • Pensamientos negativos frecuentes
  • Ansiedad

¿Cómo evitar la fatiga pandémica?

Recomendaciones del director regional de la OMS en Europa, Hans Henri Kluge y la Universidad de California en Los Ángeles:

  • Entender a la gente que está experimentando la fatiga pandémica
  • Involucrar a la población como parte de la solución
  • Permitir que las personas puedan hacer una vida normal mientras se reduce el riesgo
  • Identificar las dificultades a las que se enfrenta la población como consecuencia de la pandemia
  • Dormir al menos siete horas por noche y tener una dieta saludable diaria
  • Hacer algún tipo de ejercicio cada día que ayude al aumento de energía y a fortalecer el sistema inmune
  • Limitar el consumo de noticias
  • Hacer ejercicios de respiración
  • Conectar con los demás respetando las medidas de distanciamiento social a través de videollamadas o conversaciones por chat
  • Aceptar los sentimientos propios
Video de Condé Nast Traveler España

Apoyar a GVT Noticias con $150

GVT Noticias

Desde San Luis al mundo, lo que necesitas saber...

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: