Reflexiones, Justicia,

Tras una ardua negociación, Argentina logra aliviar el peso de la Deuda Externa. Al menos por unos años, aunque también la cantidad que pagará. Pero ¿cómo influye en nuestras vidas?

Entre 2020 y 2024, los pagos por vencimientos de deuda eran equivalentes a US$ 63.664 millones por concepto de capital e interés, deuda pública y privada, ley local y extranjera.

Sin embargo, a partir del acuerdo, la Argentina pagará sólo US$ 6.116 millones aproximadamente.

Es decir, el ahorro es prácticamente equivalente a los USD 57.000 millones del préstamo que el FMI le dio a Mauricio Macri, pero que nunca llegó…o que si llego…nadie sabe donde está (deuda equivalente a unos USD 1357,14 por habitante, es decir unos $103.142,85 al cambio oficial).

¿Beneficios? Permite despejar vencimiento alargando plazos, permite liberar recursos fiscales, descomprime la demanda de dólares

Perfil de deuda externa antes de la negociación
Perfíl de deuda externa antes de la negociación
Perfil de deuda después de la negociación. Fuente: CEPA
Perfil de deuda después de la negociación. Fuente: CEPA

Muchos sostienen que el préstamo se trató de la campaña electoral más cara de la historia. Algunos especialistas afirman que el organismo quería asegurarse la reelección del líder de Cambiemos.

Sin embargo, la pésima gestión (ha de estar entre las peores de la historia)en todas las categorías y factores; llevó a que la sociedad quiera cambiar el cambio.

Lo curioso es que si uno analiza detenidamente el préstamo es algo estrafalario e indignante. Primero porque la gestión de Juntos Por el Cambio significó el “endeudamiento más rápido de la historia mundial”, sumado a que es considerado el “préstamo más grande de la historia del FMI.

Este acuerdo que se logra con los bonitas privados (porque falta negociar esa estafa al pueblo argentino), da un enorme respiro en el momento más criticó.

Ese dinero que se recupera – al menos hasta 2024- será una gran oportunidad para salir del pozo de reseción y desindustrialización que nos dejó el modelo de país impuesto Macri, Peña y Lagarde.

Parece una enorme posibilidad para salir adelante. Ojalá sea así.

Deja una respuesta