#Archivo2005 #16deDiciembre Se cumplen un nuevo aniversario desde que Néstor Kirchner pagó el total de la Deuda Externa con FMI.

Casi dos décadas después, un presidente con menos del 1% de validez de votos reales (con esa diferencia ganó las elecciones en 2015), no solo nos volvió a endeudar tomando la deuda más grande de la historia del Fondo sino que nos sumergió nuevamente en el modelo empréstito rivadaviano de 1824.

En el año 2005, Argentina sale del default por 81.800 millones de dólares, tras reestructurar la deuda con el 76 % de los acreedores privados, sin los fondos buitres de Wall Street, con recortes de entre 45 % y 75 % . En 2006, finalmente cancela en su totalidad su deuda con el Fondo Monetario Internacional por 9.500 millones de dólares.

Imagem
Tapa de Clarín del 16 de diciembre de 2005, el día que Néstor Kirchner pagó la deuda con el FMI. Fuente: Twitter

Argentina y el FMI: 21 acuerdo en casi 50 años

Según informa Noemí Brenta en «Argentina y el FMI: efectos económicos de los programas de ajuste» resalta la cantidad de acuerdos realizados. Casualmente el primer acuerdo se dio 1 año después del bombardeo a plaza de Mayo (digamos para ser sutiles).

Entre 1956 y 2006 la Argentina suscribió 21 acuerdos de condicionalidad fuerte con el FMI: 18 de derechos de giro, 2 de facilidades extendidas (1992 y 1998) y 1 de servicio de complementación de reservas, en 2001.

La deuda argentina acumulada para ese año tenía vigencia desde el 04 de diciembre de 1956 hasta el 31 de agosto de 2003. Es decir, fueron 9.500 millones en deuda en casi 50 años pagados de una sola vez.

Los 21 acuerdos

Kirchner pagó la deuda con el FMI
Kirchner pagó la deuda con el FMI

Un modelo de deuda anunciado

Dujovne, No vamos a volver al fondo
«La deuda pública de la Argentina creció entre diciembre de 2015 y el mismo mes de 2019 desde US$ 240.665 millones hasta US$ 337.267 millones, según las cifras oficiales, lo que significó un incremento de 40,13% en apenas cuatro años».

Al asumir en el cargo de ministro de Economía, el ex panelista de TN (aunque no lo crea era un panelista de Todo Noticias), Nicolás Dujovne anunciaba en el programa al que pertenecía que «No vamos a volver al Fondo«. Muy poco tiempo después esas palabras no solo sería una gran mentira, sino que Argentina suscribiría un préstamo por USD 55.000 millones de dólares que es considerado el «préstamo más grande de la historia entregado por el FMI».

De ese total, solo llegaría USD 44.000 millones porque Alberto Fernández gana las elecciones y suspende el acuerdo. De ese total que ingresó al país en un periódo corto de dos años muy poco se sabe que sucedió más que fue parte del financiamiento utilizado para tapar las bolas de nieve financieras creadas durante esos cuatro.

A tal punto que, la emisora alemana DW sostuvo que en 2018:

El peso se devalúa en un 50 % frente al dólar. El Gobierno negocia el mayor rescate en la historia del FMI: 57.000 millones de dólares, a cambio de un severo programa de austeridad. El Banco Mundial concede otro crédito por 950 millones de dólares.

Macri elimina varios ministerios y restablece impuestos a las exportaciones agrícolas, las que más divisas generan. Argentina termina 2018 con 47,6 % de inflación, la más elevada desde 1991.

Reflexiones

Algunos presidentes endeudan y entregan la patria, otros simplemente hacen lo que tienen que hacer. La historia, ya juzgó a quienes debemos respetar.

La deuda es el mecanismo de sumisión. Su pago, el mayor acto de soberanía.

A tes años de ingresar este círculo vicioso en que nos han embaucado después del bombardeo a la Plaza de Mayo y los consecuentes gobiernos de Isaac Rojas, Lonardi y cia. Pronunciada por la Junta Militar, la desesperada economía de Alfonsín, el entregüismo menemista y el desgobierno de De la Rúa. La historia sigue vigente, pero podemos transformarla.

Sin embargo, la memoria activa es vital. Pagar la deuda con el FMI significa dictaminar tus propias reglas y abrirse a nuevos mercados.

Fuentes: DW / CONICET

APORTAR en GVT Noticias
A %d blogueros les gusta esto: