El Senado de la Nación aprobó, luego de una extensa sesión, la ley de “Sostenibilidad de la deuda externa”. ¿Qué implica esta legislación?

La iniciativa declara “prioritaria para el interés de la República Argentina” la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa. Tiene media sanción de Diputados.

Fue aprobada de forma unánime la ley. Recibió 65 adhesiones luego de casi nueve horas de debate y una extensa lista de oradores. La ley regula la deuda emitida bajo ley extranjera y busca una salida soberana en un momento delicado en que vive la Argentina.

José Mayans, advirtió que la Argentina “no está en condiciones de cumplir con el pago de deuda. Es la realidad, hay vencimientos próximos y ya estamos en emergencia y en default”.

Senado deuda externa

Por su parte, el jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Luis Naidenoff alegó: “Parece que acá hay dos modelos. El proyecto de desendeudamiento y el endeudamiento a mansalva, causante de todos los males de la Argentina. Somos un país adicto al relato y, como toda adicción, se genera un distanciamiento de la realidad. El primer gran relato es que durante el kirchnerismo fue la épica del desendeudamiento, de salida del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero la verdad que nada de esto fue real. De 2005 a 2015, la deuda se incrementó en u$s 90.000 millones, están los números”.

El discurso del senador Mayans contestó de manera directa al de Naidenoff. El formoseño sostuvo:

Los vencimientos próximos son de 60.000 millones. El otro año, USD 60.000 o 70.000 millones. El otro año de 60 o 70. Es de imposible cumplimiento.

¿Y cuál es nuestra realidad hoy? Estamos en emergencia y estamos en default. Porque ya estamos en default. ¿Cuándo nace la emergencia? Cuando los mercados dicen “basta” no les prestamos más. Entonces, ¿qué hace el gobierno? Va al Fondo Monetario Internacional. Y ahí si, esto es político ya. Ya se transforma en una deuda política.

Porque la Constitución establece claramente que el Parlamento tiene que resolver el tema de la deuda y acá no vino el tratamiento de un endeudamiento de USD 57.000 millones. ¡Estamos hablando de un endeudamiento de USD 57.000 millones!. El presidente Trump decidió acompañarlo al en la reelección Macri, porque nosotros eramos de acuerdo a lo que decían: “lo peor que hay es la política”. Porque decían que lo peor que hay es la política.

Trump decidió apostar con USD 57.000 millones, pero el problema es que eso USD 57.000 millones no eran para la reactivación, sino para cubrí la especulación financiera, la timba financiera. Esta es la realidad de lo que pasó… no es un relato. O sea, entraba la plata por un lado y salía por el otro. No era para arreglar el problema energético, el problema industrial. Era para pagar la usura en la que nos metieron

Deja una respuesta