Detienen al asesor de hijo del presidente, Flavio Bolsonaro, Fabricio Queiroz por participar de una red de corrupción. El mismo implicaría al hijo e -incluso-podría vincular a Jair Bolsonaro.

La policía detuvo este jueves en San Pablo a Fabricio Queiroz, ex asesor del senador Flavio Bolsonaro, hijo del primer mandatario.

La detención se produce como consecuencia de una investigación de desvío de dinero. La causa se remonta a cuando el hijo mayor del presidente Jair Bolsonaro era legislador de la Asamblea de Río de Janeiro.

La República Federativa del Brasil vive momento convulsionados. En medio de una pandemia y sin respuesta por parte de su presidente Jair Bolsonaro, ha llevado al país a contar con más de 50.000 muertes al día de la fecha.

Pero eso no es todo, en menos de 6 meses ya renunciaron 2 ministros de Salud, el ministro de Seguridad, Sergio Moro quien incluso denunció al actual mandatario por pedir que no investigue a su hijo.

Además, hay sospechas de la gestación de un autogolpe de Estado planeado por el mismo mandatario. Como si fuera poco, despidieron al ministro de Educación. El gabinete carioca continúa teniendo grandes simbronazos ante un gobierno que hoy apenas supera el 30% de apoyo.

La curiosa Justicia brasilera

Brasil no deja de tambalearse mientras su presidente Bolsonaro continúa gobernado por Twitter y enfrentando a la prensa, la gente y polarizando la sociedad de una manera pocas veces vista.

En ese contexto, la Justicia de dicho país si que es curiosa: a Dilma la destituyeron frente a un solo pedido de impeachment . Dando lugar a la presidencia de Michel Temer. La única persona en todo el país que no podía ser electo presidente en dicha elección por estar vetado. En algunos lugares, eso se denomina “golpe de Estado blando”.

Curiosamente, unos años después asume luego de una campaña llena de fakes News y manipulación de información. Alguien que enfrenta más de 20 pedidos de impeachment.

También es curioso que Lula da Silva haya sido detenido sin una prueba en su contra por la supuesta tenencia de un departamento que nunca acepto que sea de él; sin embargo, la vista ciega hacia los actos y vinculaciones del actual mandatario parecen no tener fuerza para impulsar un juicio político.

Parece que la Justicia brasileña solo sirve para unos… aunque parece que eso esta comenzando a cambiar.

Deja una respuesta