A Exelito la cuarentena lo agarró en México en plenas vacaciones. Estuvo mucho tiempo varado, mucho. ¿Esa billetera como hizo para aguantarse tanto tiempo? No lo se, aún no le pregunto porque al momento de hacer está nota continúa en la ULP haciendo cuarentena. Quizás sea parte de lo que denominan “nueva normalidad”.

Lugar donde también Esteban estuvo 15 días tras tener que estar durante casi 60 días varado en La Pampa, donde le dio mucho tiempo a su abuelo.

La semana pasada hablaba con una panadera amiga del centro de la ciudad de San Luis. Me contaba que por primera vez en su vida tuvo que pasar su cumpleaños sola por la cuarentena.  Cerca de 60 días sola, sin poder ver a sus hijos. Su única compañía fue su perro. Su hijo es policía así que visitarla era una doble complicación.

No todos le pasaron bien durante esta pandemia la soledad y el peso psicológico ha sido algo del que todos hemos formado parte Todos hemos padecido un poquito de él aunque sea que les habla también porque

Es imposible no tener secuelas después de estar tanto pero tanto tiempo encerrado y muchos casos en Soledad.

Cuántas situaciones distintas que nos ha obligado a vivir esta pandemia, este inesperado y repentino encierro. Esta pausa en que se puso el mundo que nos obligó a enfrentar lo que algunos ya denominan como una “nueva normalidad”.

Normalidad que no se trata más que de la aceptación de normas, que ya no son las mismas después de lo acontecido aunque querramos que así sean. En lo personal.creo que es el momento adecuado para debatir realmente los cimientos de todo.

De lo social, de lo emocional, de lo económico, de la desigualdad. Es el momento de construir esa nueva realidad.

Y para ello es indispensable reflexionar. Pensar.

¿Cuántos aprendizajes nos deja a nivel humano, social a nivel individual?

¿Cuánto será lo que realmente aprendimos después de semejante tragedia en la que amigos, familiares, hermanos, conocidos, vecinos, trabajadores e -incluso- los desconocidos; dejamos de vernos permaneciendo encerrados en nuestras casas?

¿Va a seguir siendo todo como antes o vamos a empezar a darle humanidad a la vida en esta nueva normalidad?

Vamos a tener que replantearnos todo. El mundo lo venía demandando desde hace rato, ahora no hay excusa para evitarlo. Es el momento de construir nuevas normas para que el mundo deje de caer en el cáncer de ese kraken sin escrúpulos.

Es una oportunidad de enfrentar la historia y reescribirla….

Deja una respuesta