Resumen semanal

Resumen semanal de noticias y reflexiones que nos afectan de manera colectiva. Los temas que marcaron la semana: el virus de la desinformación, una tarea muy compleja, los «paladines de la República», Los argumentos de la hipocresía, certera incertidumbre, el patrimonio inmaterial de la puntanidad, Perú, Carta al FMI, IFE, Ley IVE, Reflexiones, Ginés González en San Luis, Periodismo, entre otros.

RESUMEN SEMANAL EN GVT NOTICIAS

646" crossorigin="anonymous">67172262249646" crossorigin="anonymous">3 class="wp-block-heading">Resumen semanal 1. El patrimonio inmaterial de la puntanidad

«Yo misma he presenciado una escena conmovedora durante una tormenta de piedra. Estaba con mis alumnos en el aula de la escuelita rural; la piedra arreciaba; los niños estaban asustados, inmóviles en los bancos, cuando uno de ellos, de nombre Arcenio, me pidió que lo dejara acercarse a la ventana para rezar. Entonces Arcenio se levantó, entre el silencio expectante de sus compañeros, y recitó la oración de San Bartolomé, más o menos como la anterior. Con que unción, respeto e ingenuidad la repitió tres veces; al terminar se persignó y, acompañado por las miradas de admiración ocupó su lugar. A los 10 minutos la piedra se raleó y, un rato después dejó de caer. Fue unánime el aplauso para Arcenio y, yo, por supuesto me mostré admirada por su poder para aplacar la tempestad».

(Dora Ochoa de Masramón, docente rural de la provincia de San Luis, 1966)

En el 4neIiW93nPGr-kyEvTM21Zwp1Qfwhyl0evYOx1_DCktRi2HOOlfF9xWUM01xjDm_s2VPyi-H3kOUs6sELZ4TDlVQla88iAzKMLIKUOAbaItWrxirdBLWCQlBMJwjme1SZGvMg5um9lgz-DSLX0wH0qV8&__tn__=*NK-R">Día Internacional del Patrimonio Cultural, este pequeño fragmento del libro “Folklore del Valle de Concarán”, es un homenaje a una de las difusoras del Patrimonio Cultural Inmaterial de la provincia de San Luis. Aunque no sea católico, los ritos, las creencias, los mitos y las narraciones son parte fundamental para mantener viva nuestra cultura.

Resumen semanal 2. La única certidumbre es la incertidumbre

¡Que momento complejo de la historia nos ha tocado vivir! Porque no se trata sólo de una pandemia, sino que -previamente- el capitalismo como lo conocíamos ya se encontraba en una crisis estructural. Alguno ya hablan de la posibilidad de un nuevo Breton Wood, otros que el 21 de enero se debatirá el «reseteo de la economía mundial»… lo único que prima es la incertidumbre. Y no es sólo acá…sino en todo el planeta. De esta no se salva ni un solo lugar.

De lo que estoy personalmente convencido es que -la normalidad como la conocíamos- no vuelve más. No porque la pandemia no tenga solución. Eso es sólo cuestión de tiempo. El tema es que hay cuestiones macroestructurales que ya se venían viendo como implementarlas y con la situación se aceleraron los procesos.

El trabajo virtual, la burocracia virtual, el dinero virtual. No estoy diciendo que todo cambio de un día para el otro y ya; sino más bien que se abrió una puerta desde la cual será difícil regresar. Por varios motivos. El primero y fundamental, porque no sabemos bien cuándo terminará la pandemia. La segunda, el mundo entero se adaptó a esta nueva situación creando nuevos hábitos que sirven a esos cambios que ya estaban planeados.

El mundo pospandemia será muy diferente al que conocemos. Si me pregunta: ¿Cómo y cuándo? Sólo le puedo responder que no se. La incertidumbre es lo único seguro en un mundo que se tambalea ante una situación que evidenció que ni las máximas potencias estaban preparadas para esta situación. Vamos a tener que ir pensando como adaptarnos al mundo que viene. ¿Qué te parece?

677761/" data-width="552">

Resumen semanal 3. Los argumentos de la hipocresía

Son las 2 am, ahora habla Baldassi..antes arbitro, ahora diputado por Cambiemos quien dice cosas sin sentido. Hace 4 horas que estoy escuchando -a cada uno- los sustentos que buscan justificar la defensa para votar en contra del Aporte Solidario o Impuesto a las Grandes Fortunas. De más de 15 diputados de esa oposición, solo 1 diputada de Santa Fe dijo algo coherente, entendible. El resto, solo evidencia que tenemos una elite muy avara, codiciosa e individualista.

Demasiado. Tanto que en medio de una pandemia, crisis mundial, con 40% de pobreza, 60% de niñ@s bajo la linea de la pobreza y una deuda insostenible, no quieren ser parte del levantamiento del país. Y no hablo que el empresariado es malo, etc.

No, por el contrario, el empresario que da trabajo es alguien que uno aplaude de pie. El trabajo ayuda a miles de familias. Pero no puedo entender como puede haber tanta avaricia por pagar 1% de sus riquezas por una vez en un crisis histórica. Son solo 12.000 personas. Porque para blanquear, aceptar que realizaron coimas, no tuvieron drama.

Para quitar subsidios a los servicios públicos, tampoco. Ahora bien, una vez que le tienen que ponen el pecho a las balas, con chaleco antibalas, seguridad, vidrio blindado y seguro antibalas, no están dispuestos ni siquiera a que se les abolle el vidrio. Porque -y esto es una opinión personal- más que el aporte, lo que les molesta es que los argentinos y argentinos, a partir de este aporte, vamos a saber quienes son los más ricos de la Argentina.

Cada uno de sus nombres. Si tanto proclamaron un cambio, sean parte de el. Si tanto hablan de «volver al mundo», volvamos en todo…no solo en lo que les conviene. Porque este debate no se da solo en Argentina. No, también se da en España, Reino Unido, Suiza, Italia, Rusia, Perú, Ecuador, Brasil y Chile.

Incluso, Biden ya plantea lo mismo para Estados Unidos. Me voy a dormir triste… porque vivimos en un mundo donde el 1% concentra el 50% de las riquezas. Porque la avaricia de nuestro establishment nacional no tiene limites. Quienes se fugaron USD44.000 millones en solo un año y medio, endeudaron el país por 100 años, desmantelaron el aparato productivo (ya golpeado), precarizaron la salud y el trabajo para instaurar la timba financiera que los enriqueció aún más… no dijeron nada. Y esa avaricia no tiene limites. Y literalmente, su moral, no tiene ni siquiera un 1% de apoyo a este país.

Porque este aporte debería nacer de ellos, ser parte de un acto de solidaridad… como ha sucedido a lo largo y ancho del mundo… como lo plantean Bill Gate, la heredera de Walt Disney. Pero esto es Argentina, un lugar donde el centro y la periferia siguen vigente como en tiempos de Roca, Videla y Macri…

4. Los «paladines de la República»

Ver a Prat Gay, Melancolian, Caputo, Bullrich, Macri…opinando sobre la deuda externa con el FMI es una de las postales más insólitas de nuestro tiempo. ¿Se olvidaron que la deuda más grande de la historia con Fondo la tomaron ellos? Y para peor: de eso 44.000 millones de dólares -¡de dólares!- no usaron ni uno solo para poner el país en marcha. ¡Se la fugaron toda!.

Tuvieron el financiamiento de una campaña electoral más cara de la «historia del mundo» con deuda externa, fugaron todo, perdieron las elecciones y ahora opinan como si no hubiesen gobernado desde 2016. Los guardianes de la República. Indignante. Explícitamente, Donald Trump dio la orden para que se les otorgue ese préstamo (y hay pruebas). Tomaron deuda a 100 años ¡A 100 años! Tus nietos van a seguir pagándola (como hizo Rivadavia, que su deuda la terminó de pagar Perón).

El Financial Times la catálogo como «la locura del siglo». Le pagaron casi el doble a los fondos buitres (y sus propios ministros tenían acciones de deuda). Además de que se llevaron el oro a Inglaterra (le pidieron disculpas al Rey de España y pusieron las Malvinas en el mapa oficial como «Fakland Island»). Además, durante toda la pandemia no hicieron una sola propuesta que no sea desestabilizadora. ¡La verdad es que no se les mueve un pelo!. Sinceramente espero que el año que viene cuando sean las elecciones, la gente lo recuerde. Este país necesita una oposición, no un grupo de empresarios que trabajen para otros intereses ajenos a la Argentina. Ojalá que cuando el pueblo vote, si no vota a Fernández -porque no le guste, no lo apoye o lo que sienta- no le entregue más poder a este grupo de Martínez de Hoz que inflan globitos con sonrisas para muy pocos.

No se olvide que en medio de una crisis mundial, Fernández logró reestructurar el 95% de la deuda privada. Asistió a 9 millones de personas que quedaron afuera del sistema. Se asistió a las empresas privadas con ATP. Volvió el PROCREAR. Se puso en marcha la construcción de 1.000.000 de casas. Volvió el proyecto satelital con la puesta en marcha del ARSAT-3. Y más… Todo en medio de una pandemia y endeudados en un 95% del PBI.

Lo mas relevante que Cambiemos ha echo, en menos de un año de gobierno del Frente de Todos, fue fomentar el odio, las marchas anticuarentenas, antivacunas y terraplanistas. Usar una gigantografía para ausentarse de una sesión para ver la final de la Champions League. Viajar de manera sospechosa a Paraguay y Francia. Pedir más muertos para cerrar las fronteras. Usar plata del Estado para viajar a una marcha en contra del «despilfarro de los recursos del Estado». Fomentar una mesa militar acusada de conspiradora. No aportaron ni aportan nada. Absolutamente nada. Esa no es la oposición que necesitamos. Porque no han tenido un solo gesto cuando gobernaron, ni ahora que no son gobierno y la situación es excepcional. ¡Y no gobernaron hace 100 años, sino hace menos de 365 días!. Por eso le pido, primero que cuidemos la democracia. Segundo, que nos cuidemos y cuidemos al otro. Y tercero, que el año que viene cuando vaya a votar: vote… pero saquémonos de encima estos representantes de Cisneros. Con una oposición así no hay futuro posible.

RESUMEN SEMANAL

5. Una tarea muy compleja

Que tarea compleja la de hacer periodismo y comunicación en estos tiempo. ¿Por qué? Porque informar y comunicar son tareas difíciles en tiempos donde priman la desinformación y donde la gente cada vez opina más y escucha menos.

Informar consiste en tomar los datos, analizarlos y publicarlos. Comunicar implica tomar los datos, analizarlos, publicarlos, aceptar la subjetividad imposible de desligar la cualidad misma del ser humano. Ya de por sí es una tarea compleja… pero en tiempos donde hay presidentes que difunden e imponen noticias falsas (como Trump y Bolsonaro), donde una persona desde el anonimato o una cuenta falsa difunde información confusa y sin argumentos. Un tiempo donde la viralización le gana a la realidad.

La información falsa se difunde así: como un virus desconocido.

Por eso, la infodemia o pandemia de la información es el mal actual. Yo le digo «Nueva Edad Media». Una donde en lugar de ocultarse la información mediante la censura, se la oculta mediante la sobreinformación y dándole lugar a que cualquiera diga cualquier cosa. Y Pegadito a este problema surge la paradoja de una era de la comunicación donde no se comunica, sino que se opina. Comunicar es interactuar, escuchar al otro… pero el silencio que piensa respuestas se vuelve una moneda común. Algo muy grave. Algo que divide cada día más…porque sólo se escucha lo que se quiere escuchar.

Por ello, se vuelve una tarea aún más compleja porque el que no escucha y sólo opina sólo puede responder con agravios. El mejor ejemplo para entender está realidad es la fantástica puesta en escena de Randall López, un falso periodista de la «CNNL». Si con ele al final. Con un tono absurdo preguntando cosas sin sentido que los interlocutores avalaban con su «Si, estaba enterado». Si no lo conoce se lo recomiendo.

La liquidez de la realidad diluida en una opinión que ni siquiera se escucha a si misma. Como sociedad tendremos que trabajar para superar pronto está situación…Y desde los medios también para recuperar el sendero. Porque la única verdad es la realidad…pero los fakes news y la no escucha hacen que cualquier cosa sea tomada como realidad.

RESUMEN SEMANAL

APORTAR en GVT Noticias